¿COMO RECONOCEMOS LA EMOCIÓN EN EL MOVIMIENTO DEL CUERPO?

Hay momentos en los que notamos que estamos más cabizbajos, y nuestra cabeza tiende a inclinarse hacia delante, otros momentos más contentos, sonreímos más y estamos por ejemplo más activo/as y receptivos a los demás y nuestro cuerpo se muestra más expansivo..

¿Existen realmente componentes o formas de movernos que tienen que ver con una determinada emoción?

En un estudio reciente de la Universidad de Haifa, en Israel, que me ha parecido muy interesante el leerlo, y sobre cuyos hallazgos, se basa esta reflexión, concluyen que sí, que hay rasgos en el movimiento del cuerpo que independientemente del contexto en el que se producen y sin signos faciales que las acompañen tendemos a asociarlos con diferentes emociones.

Añaden además, que es una respuesta cerebral y que es independiente de la cultura y del nivel de estudio.

También llegan a la conclusión, que hay ciertas posturas que están más asociadas con una determinada emoción que otras:

En el sentimiento de TRISTEZA, la más común es INCLINAR LA CABEZA HACIA ABAJO.

EN la ALEGRIA y la FELICIDAD, son movimientos de EXPANSIÓN Y rítmicos

En el MIEDO, son posturas que tienden a retraerse HACIA DETRÁS O moverse hacia detrás

En la RABIA y el enfado, suelen ser movimientos BRUSCOS, REPENTINOS Y CON FUERZA, y dirigidos HACIA DELANTE.

Os invito, a OBSERVARNOS…a poner una mirada en nuestro cuerpo y ver si hay ciertas posturas que están más en nuestro rango de movimiento éstos días..

Sería un  modo de  poner luz y conciencia sobre cómo nos sentimos e identificar nuestro estado de ánimo, en el momento presente.

¿ Estoy éstos días más cómodo/a con la cabeza hacia abajo?..o sin embargo me  siento abierto/a a los demás y noto mi pecho abierto y expandido y me sale el dar un abrazo de forma espontánea?… Estos pueden ser ejemplos, de pequeños momentos de parar y observar..de enriquecernos y saber un poquito más de cómo estamos en nuestra vida, ante el mundo, con lo que nos esté pasando…

Y para terminar ésta frase tan inspiradora que espero nos llegue a todos/as…

“Si eres un cuerpo vivo,

nadie puede decirte cómo has de sentir el mundo.

Y nadie puede decirte qué es la verdad,

pues tú mismo la sentirás.

El cuerpo no miente.

Stanley Keleman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *