LA VIDA ES LO QUE TU TOCAS..

«Tu vives siempre en tus actos

con la punta de los dedos

pulsas el mundo, le arrancas

auroras, triunfos, colores

alegrías: es tu música

La vida es lo que tu tocas»

Pedro Salinas

¿CÓMO NOS RELACIONAMOS CON NUESTRO CUERPO?

El cuerpo es nuestra casa, contenedor de emociones, donde damos espacio a lo que sentimos, es el instrumento con el que damos acción a nuestros deseos, con lo que nos relacionamos, con el mundo y con los demás, a través de la piel nos llegan los impulsos y las sensaciones.

Es la carne , la materia que acoge nuestro corazón, nuestras ideas y nuestra alma espiritual.

Es el medio que poseemos en nuestra vida, para vivir lo que nos toque vivir, para vivenciar tanto alegrías como tristezas, para recibir los sucesos más preciados y liberadores, y también para acoger los momentos más difíciles y dolorosos de nuestro proceso vital.

Pase lo que pase, todo se procesa en el cuerpo, recibimos y damos, contenemos y expresamos a través de él, es nuestra más preciado hogar.

Creo, en mi experiencia personal y profesional, que a veces se nos olvida ésta percepción, y tendemos a tratar nuestros cuerpos de forma poca amorosa, esto es: los atiborramos de comida costosa de digerir, le exigimos pertenecer a patrones físicos idealizados de belleza, ignoramos el ponerle límites a nuestro sentir y nos dejamos tocar por lo que no nos conviene, le ponemos ropa ceñida para que no pueda respirar..y así algunas otras cosas más, que apuntan hacia un olvido y un descuido de nuestra casa.

Otras veces, debido a sucesos con dolor y traúmaticos, a nivel emocional y/o físicos, que han ocurrido a lo largo de nuestra vida, – en el momento en que ocurrió carecíamos de los recursos, habilidades y capacidades necesarias para enfrentarnos – se produce una desconexión de nuestro sentir, de nuestra escucha interna, al fin y al cabo de nuestro ser más íntimo. Como mecanismo de defensa para alejarnos del dolor, nos desconectamos también de la fuente de donde viene ese sentir: EL CUERPO.

Como expresa, Jennifer Frank Tantia, Danza Terapeuta y Psicoterapeuta americana, perteneciente a la ADMTA, en su exposición sobre el poder de la Danza Y el Movimiento en el tratamiento de estados de ansiedad, la evitación de lo corporal, es una de las consecuencias de haber pasado por un suceso que implicaba un sentir doloroso y triste.

En mi experiencia de vida, como cualquier ser, he vivido algunas cosas que de alguna forma me llevaron a ésa desconexión. Sin embargo, en los últimos años , he tenido también la oportunidad y la suerte de volver a conectar con mi cuerpo, y de alguna forma recuperar mi hogar, y volver a tener un espacio y un lugar para sentir, tomar conciencia, pensar, imaginar y sobre todo curar mis heridas.

Un proceso largo, de poco a poco, con aproximaciones sucesivas, con mucho amor, respeto, voluntad , confianza y apoyo. Esto último, el apoyo de otras personas y el amor incondicional han sido claves, y ésto me ha llegado a través del arte del contacto: El SHIATSU MOVIMIENTO, por una parte y la PSICOTERAPIA GESTALT por otra.

SHIATSU– El contacto de otras manos, sentir su calor, su escucha y su soporte, sin juzgar me han ayudado mucho a re-conectar con mi parte de Tierra y con mi peso, mi cuerpo y mi sentir, mi potencial y a experimentar básicamente mi existir, nada más y nada menos. Escuela de Shiatsu y Movimiento de Barcelona, fué el lugar más importante donde pude vivenciar todo ésto.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es man-2609375_1920.jpg

Otro lugar esencial para nombrar, es la Psicoterapia Gestalt, que me recuerda el » estar y recogerme en mi sentir», el ser yo, sin tener que ser «ésto o aquello», donde puedo conectar con mi esencia y mi valor. Y sobre todo, poner conciencia, luz y comprensión donde antes había oscuridad, desconfianza y miedo.

Una psicoterapia CON-TACTO y corazón, donde me han acompañado y apoyado mucha gente, y con una mano especial de la gran persona y mejor psicoterapeuta, Andrés Higuero, que me ayuda a recuperar ése lugar sagrado donde escucharme, y a amar y valorar lo que soy, con una visión vitalista y humana de la psicoterapia. Aula La Montera

Es por eso, que en ésta reflexión me coloco en postura de agradecimiento, y de reconocimiento, a éstas Técnicas que tocan alma y cuerpo, cuerpo y alma. Y también UNA INVITACIÓN a poner la mirada en nuestra parte corporal, a adentrarnos en herramientas, como son la Gestalt y el Shiatsu y que podamos aprovechar su poder sanador, a través del CUERPO.

Allí donde hubo dolor poner conciencia, MANOS y AMOR, con TACTO y con CORAZÓN.

LA VIDA ES LO QUE TÚ TOCAS….TU VIVES SIEMPRE EN TUS ACTOS

close